NOVEDADES

"Sólo quiero que mis hijos vivan mejor que yo"

Publicado hace 13 años

México sufre su propia fuga de empleos

Por Stephen Franklin Chicago Tribune



29 de enero, 2008

Puebla, México — Ella llegó de la planta de autopartes a casa sintiéndose débil, cansada por los seis meses de embarazo y las ocho horas de trabajo, de pie y con sólo media hora para el almuerzo. Se preguntó qué pasarí­a si no se cuidaba a sí­ misma, pero dijo que su mayor preocupación era conservar su empleo de US$55 semanales en la planta de Johnson Controls, a pesar de estar cobrando 40 por ciento menos que lo que les pagan a otros que trabajan con ella “Es muy poco. Pero tengo que mantener a mi hijo”, dijo la pequeñita y delicada mujer treintañera que pidió que no se mencionara su nombre, por temor a perder su empleo.



Es sólo una humilde “trabajadora temporera”, empleada del más bajo nivel en la industria de autopartes en México, y hay muchas más como ella, ya que los fabricantes de componentes en su paí­s bregan por reducir costos para mantenerse competitivos. Muchos obreros se ven en la necesidad de trabajar más horas, más duro, y a veces emigran a Estados Unidos. No hace tanto tiempo, México era un paí­s productor de autopartes de bajo costo para el mercado mundial. Pero ahora ese nicho se ve amenazado por rivales globales que lo pueden desplazar con salarios más bajos, y superioridad en calidad y productividad



El caso Morales



Con el argumento de las presiones competitivas, las compañí­as tratan de que los sindicatos mantengan los salarios bajos. En algunas partes, los sindicatos no resisten porque son débiles. Y en otros, siguen la corriente porque favorecen el que haya negocio, añadió. Y algunas empresas firman los llamados acuerdos de protección, que les garantizan trabajo, paz y sueldos bajos, dijo Carrillo.



Cuando José Enrique Morales, de 35 años, fue contratado por la planta de Johnson Controls en Puebla hace seis años, una de las 90 empresas que surten de componentes a la cercana fábrica de Volkswagen, no estaba enterado de tales detalles. Pensaba que su vida habí­a dado un giro. Estaba trabajando para una compañí­a extranjera en la industria automovilí­stica, algo que la mayorí­a de los trabajadores mexicanos consideran un paso de avance.



Su padre murió siendo él joven, y como era el mayor de cinco hermanos, a los 12 años comenzó a vender frutas y verduras.



Pero al cabo de unos años en Johnson Controls, Morales notó que su salario y sus prestaciones apenas aumentaban. Pero no dijo nada. “No soy hombre de palabras. Soy un hombre paciente”, explicó.



Entonces, en junio pasado fue a una reunión del sindicato, en la que él y otros plantearon algunas preguntas a los funcionarios sindicales. Una de ellas fue por qué no habí­an recibido mejores aumentos de salario. Estaban pensando en esos asuntos porque se hablaba de crear un sindicato independiente.



Un mes después, Morales y cinco más que hablaron en la reunión fueron despedidos. A él y a otros de los cesanteados un funcionario de la compañí­a les dijo que fueron despedidos a instancia del sindicato. Funcionarios de Johnson Controls declinaron hacer comentarios acerca de los despidos.



Mientras tanto, Aldaberto Romero Corona, un delegado del sindicato en Johnson Controls, dijo que las quejas de los obreros eran “mentira y media”. La mayorí­a de los empleados de la fábrica están satisfechos con sus salarios, dijo, y el contrato del sindicato es “competitivo” para el área.



También dijo que negociar contratos laborales es una danza complicada en un área otrora empobrecida de México, una realidad que subrayan las amenazas de la compañí­a de irse a otras partes en pos de mano de obra más barata.



”Lo que tratamos de hacer en concertar las cosas de manera que la fuente de empleo continúe en esta área”, dijo Romero.



Por lo que Joaquí­n Martí­nez, gerente de la planta de 900 empleados establecida hace 11 años, también descartó de manera similar la noción de que sus empleados pudieran estar descontentos. Los obreros pueden asistir a la escuela después de su trabajo en la planta. Hay un programa de apoyo para las empleadas, que componen más de la mitad de la fuerza laboral. Y las tasas de renovación y ausentismo son menos del 1 por ciento, dijo él. Pero no aceptó hablar de los salarios de los obreros, los cuales, según el sindicato fluctúan entre $88 y $120 semanales.



El dí­a que Morales regresó a su pequeño apartamento de dos cuartos, a decirles a su esposa, Sandra, y sus tres hijos, que lo habí­an despedido de su empleo de $90 semanales, un miedo repentino la estremeció a ella, que gana poco dinero en trabajos a tiempo parcial.



Buscó trabajo en otros lugares, pero no consiguió nada. Empeñaron las joyas de ella, vendieron un televisor y un estéreo, y pidieron dinero prestado a sus parientes.



En octubre, el sindicato de Trabajadores Automovilí­sticos Unidos (UAW) comenzó a pagarle US$450 mensuales a Morales, quien ha estado organizando a los obreros de Johnson Controls últimamente, en nombre de un sindicato independiente. “Hice lo correcto”, dijo Morales. “Sólo quiero que mis hijos vivan mejor que yo”















LA NOTA COMPLETA, ADEMí€S DE UN VIDEO, LA ENCONTRAMOS EN: http://www.chicagotribune.com/business/chi-sun_mexico1223dec23,0,5968433.story.


Leer artículo completo

Persecución policial de activistas y ONG s/ Campaña Ropa Limpia

Publicado hace 13 años

Ante la persecución policial que están sufriendo los activistas de la Campaña Ropa Limpia holandesa (Clean Clothes Campaign en inglés) y Comité de Trabajo sobre India (ICN), muchas organizaciones internacionales de defensa de los derechos laborales han mostrado su apoyo y solidaridad a CCC e ICN.



Maquila Solidarity Network y Sweat Free Communities, dos grandes organizaciones en defensa de derechos laborales en el sector textil mundial, informan sobre el caso en sus respectivas web y CSR Asia ha publicado un reportaje sobre el caso en su boletí­n electrónico.



Además, se cuenta con las cartas de apoyo de las siguientes organizaciones (entre muchas otras):



Confederación Sindical Internacional (CSI)

Amnistí­a Internacional

Intermón Oxfam



Recordemos que las dos organizaciones de defensa de los derechos laborales se enfrentan a dos años de cárcel si, bajo el código penal indio, se las declarase culpables de “crimen cibernético”, de “actos de naturaleza xenófoba y racista” y de “difamación criminal”. Todo ello, por alzar la voz denunciando violaciones de los derechos laborales en una fábrica de confección india.



En un primer momento las organizaciones CCC e ICN y siete de sus empleados fueron convocados a juicio el 25 de junio de 2007. Ahora, el Tribunal de Justicia de Bangalore ha emitido una orden de búsqueda y captura con el fin de asegurar la presencia de los acusados en la siguiente vista judicial. Esta medida legal precede a una serie de amenazas legales y acciones por parte de la empresa india Fibre & Fabrics International y su subsidiaria Jeans Knits Pvt. Ltd (FFI/JKPL) que fabrican vaqueros para grandes marcas internacionales como G-Star en Bangalore, donde desde finales del 2005, organizaciones de defensa de los derechos laborales han estado señalando graves violaciones de los derechos laborales. Las fábricas FFI/JKPL, que han rechazado entablar un diálogo con estas organizaciones de defensa de los derechos laborales, han cursado querellas por calumnias en los tribunales locales. Desde julio de 2006, las organizaciones de derechos laborales locales tienen prohibido hablar sobre las violaciones laborales ocurridas en las instalaciones de dichas fábricas. El requerimiento judicial se prorrogó en febrero del 2007 y desde entonces el caso continúa.



La CCC y el ICN están preocupadas porque estas acciones legales están sentando un perverso precedente y otras empresas proveedoras podrí­an tratar de utilizar medios legales para evitar que los activistas y las organizaciones de defensa de los derechos laborales informen acerca de abusos cometidos en la industria de la confección. Este hecho definitivamente dañarí­a la efectividad de los esfuerzos emprendidos por mejorar el comportamiento ético de las empresas.



¿Qué puede hacer usted?



Ayúdenos a hacer público el caso



Si es usted una organización o un particular, puede apoyar a los trabajadores y a las organizaciones que han sido acusadas haciendo público el caso en su sitio web. Distribuyendo la información sobre el caso, usted ayudará a dejar claro que las organizaciones de derechos laborales no serán silenciadas y que la libertad de asociación y libertad de expresión son derechos fundamentales que no pueden ser pisoteados.



Escriba a los dueños de las fábricas y sus empresas internacionales clientes para decir ¡BASTA!



1. A los dueños de las fábricas indias Fibres and Fabrics Internacional FFI y su filial Jeans INIT Pvt Ltd JKPL

2. A las marcas internacionales clientes de la fábrica: Armani, RaRe y Guess



Para más informaciones, visite www.ropalimpia.org.


Leer artículo completo

Son ya 150 los despedidos en la Johnson Controls, denuncian obreros

Publicado hace 13 años

La jornada de Oriente

Miércoles 7 de noviembre 2007



Suman ya más de 150 los trabajadores despedidos de la transnacional Johnson Controls en lo que va del año, según denunció un grupo de obreros que fueron cesados por órdenes del sindicato al solicitar copia de su Contrato Colectivo de Trabajo.










Ante ello la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y dos ONG prosindicales, una nacional -El Centro de Apoyo al Trabajador- y una estadounidense -Solidarity Center- exigieron a las autoridades laborales investigar las presuntas violaciones a los derechos de trabajadores en la proveedora de autopartes.



De acuerdo con los seis empleados que fueron despedidos por intentar conocer las condiciones laborales pactadas entre su sindicato, adscrito a la Confederación Regional Obrero Mexicana (CROM), la empresa, que fue galardonada el año pasado por la embajada estadunidense con el Premio a la Excelencia Corporativa “en reconocimiento de sus excelentes prácticas empresariales y su responsabilidad corporativa”, no paga horas extras ni utilidades y tiene colocadas cámaras de vigilancia en los sanitarios para controlar a los obreros.



Pero además despidió hace un par de semanas a más de 100 trabajadores sin una liquidación justa de por medio, pues fueron contratados mediante una empresa administradora de recurso humanos ( outsourcing ), One Digit, mediante acuerdos trimestrales por más de un año.



Dentro del grupo de trabajadores despedidos se encontraban al menos dos mujeres embarazas ya cercanas al parto que fueron desincorporadas del sistema de atención que ofrece el Seguro Social, según informaron los propios trabajadores.



Por todo lo anterior el dirigente del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (SITIAVW), José Luis Rodrí­guez Salazar, señaló la necesidad de que el grupo germano pida explicaciones a la proveedora, pues existe una carta social firmada en el año 2002 en Eslovaquia que compromete al grupo automotriz a solidarizarse con los trabajadores de sus empresas proveedoras.



Pero además al reconocer que a simple vista pareciera actos violatorios, pidió a la Secretarí­a del Trabajo y Competitividad así­ como a la Secretarí­a del Trabajo y Previsión Social escuchar la denuncia pública y revisar las condiciones de los trabajadores.



Por su parte Samantha Tate, representante del Centro Americano de la Solidaridad Sindical Internacional en México con sede en Washington, informó que enviaron una misiva a la dirección general de la empresa en Estados Unidos para atender las denuncias de presuntas violaciones laborales.



En tanto, Ví­ctor ílvarez, integrantes de la UNT Nacional, explicó que en los sectores de autopartes, aéreo, maquilador y telecomunicaciones son comunes contratos de protección, es decir, convenios entre empresas y sindicatos que ocultan a los trabajadores.

Por ello sostuvo que en aras de una renovación auténtica del mundo laboral, las autoridades y los trabajadores deben pugnar para eliminar prácticas que atentan contra el legí­timo derecho de la base de conocer su contrato de trabajo.


Leer artículo completo

Denuncian empleados despedidos de Johnson Controls acoso en la planta

Publicado hace 13 años

Ernesto Aroche Aguilar

La Jornada de Oriente, jueves 11 de octubre de 2007



En respuesta a las acusaciones de un grupo de trabajadores despedidos de la empresa proveedora de autopartes Johnson Controls comenzó el acoso laboral en la planta, se habla incluso de que se esperan rescisiones de contrato masivas que podrí­an involucrar a 150 empleados, según dieron a conocer los siete obreros rescindidos.



En rueda de prensa, organizada en las instalaciones del Centro de Apoyo al Trabajador (CAT), organización no gubernamental que ha prestado apoyo a los obreros despedidos, los empleados aseguraron que a partir de su rescisión injustificada los dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria en General, Similares y Conexos, CROM, han comenzado a amenazar a los obreros que aún laboran en la planta para que “evitar nuevos alborotos”.



”A nosotros nos corrieron de la empresa a petición del sindicato con el argumento de la cláusula de exclusión, una cláusula considerada ilegal desde hace varios años por las autoridades, todo porque pedimos copia de nuestro contrato colectivo para conocer realmente las condiciones laborales pactadas”, explicó José Enrique Morales Montaño.



De acuerdo con los empleados, la empresa no sólo tiene colocadas cámaras de video dentro de los baños para controlar el tiempo que tardan los obreros en los sanitarios, además establece jornadas de trabajo de hasta 14 horas sin la retribución salarial obligada, niega u otorga la vacaciones a conveniencia de la empresa sin negociarlo con el trabajador.



Además, la empresa usa desde hace varios años a la compañí­a de outsourcing en recursos humanos One digit para escamotear derechos.



”Hay compañeros que tienen dos años trabajando con contratos trimestrales o semestrales, no les toman en cuenta la antigí¼edad ni nada de eso”, explica a su vez Efraí­n Dí­az Bonilla.



Los trabajadores señalaron a sus dirigentes sindicales como los responsables del ambiente de hostigamiento, especí­ficamente a Magdaleno Texis, el representante sindical en la empresa, en conjunto con la empresa.



Los obreros, cuyo conflicto laboral se inició desde el pasado 12 de julio, cuando fueron rescindidos de la proveedora de Volkswagen, aún esperan respuesta de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que se ubica en la ciudad de México a donde trasladaron el caso.



”Nos dijeron que tenemos que esperarnos porque tienen muchas quejas en espera, pero nos aseguraron que pronto nos darí­an fecha de audiencia”.



Pero por lo pronto el acoso se mantiene, a decir de los empleados en litigio que tení­an entre 6 y 15 años prestando sus servicios a esa empresa, desde el sindicato les han hecho saber que siguen sus pasos, que los están vigilando para saber con quienes se reúnen, a quiénes piden apoyo y demás.



”Si hubo ofrecimiento económico para la liquidación, pero no era lo justo; nos querí­an hacer firmar documentos de renuncia voluntaria cuando ellos nos estaban echando del trabajo; de hecho, el dí­a del despido nos sacaron sin dejarnos cambiar la ropa, nuestras pertenencias nos las dieron en una bolsa como si nos hubiéramos robado o hecho algo de verdad grave, cuando lo único que pedimos era conocer el contrato colectivo y nuestros derechos”, concluyó.


Leer artículo completo

Denuncian obreros de Johnson Controls despido injustificado por parte del sindicato

Publicado hace 13 años

Ernesto Aroche Aguilar

La Jornada de Oriente, miércoles 3 de octubre de 2007



Cámaras de vigilancia dentro de los baños, jornadas superiores a las 12 horas y despidos a petición del propio sindicato son algunas de las irregularidades laborales a las que están expuestos los empleados de la empresa de autopartes Johnson Controls, según denunció un grupo de empleados de la compañí­a que fue cesado injustificadamente.



De acuerdo con los trabajadores fue el propio sindicato de la empresa, gremio adherido a la Confederación Regional Obrera de México (CROM), quien solicitó a la gerencia de recursos humanos de dicha empresa la baja de los empleados arguyendo una “cláusula de exclusión” que les permite ese derecho.



Argumento que a decir del Centro de Apoyo al Trabajador (CAT) carece de fundamento legal, pues fue declarada “inconstitucional” por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).



Los seis trabajadores a los que les fue rescindido su contrató ya presentaron su demanda laboral en las instalaciones de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje ubicadas en la ciudad de México y están a la espera de que se proceda con la demanda.



Despedidos por pedir copia del contrato



A decir de personal del CAT, organización no gubernamental que está asesorando a los obreros despedidos, el problema se generó cuando los seis empleados, José Enrique Morales, José Ricardo Serrano Pérez, Cecilia Meléndez, Efraí­n Dí­az, Tomás Juárez y Enrique Cortés, exigieron a su representación sindical copia del contrato colectivo que se habí­a firmado unos dí­as antes.



”Se nos citó el 11 de julio en la oficina de recursos humanos de la empresa ““dedicada a la fabricación de asientos para modelos VW y otras marcas como General Motors, Nissan y Ford”“ para que firmáramos nuestras liquidaciones” que incluí­an sólo los dí­as proporcionales a sus años laborales.



”Nos ofrecieron entre 19 mil pesos, para quien llevaba trabajando más de 15 años, y 11 mil pesos de liquidación, sin mayores explicaciones y justificación del por qué nos estaban despidiendo”, explicó uno de los empleados de dicha empresa.



Pero además, aseguraron que la directiva de la compañí­a aplica medidas violatorias a las garantí­as laborales, como la colocación de cámaras dentro de los sanitarios para cronometrar el tiempo de cada trabajador.



Y aunque gozan de prestaciones, la empresa les descuenta 145 pesos mensuales por los vales de despensa que les entrega cada 30 dí­as, así­ como los dí­as de falta o incapacidad justificada y las vacaciones son movibles de acuerdo con los paros técnicos o producción extra que enfrente la planta de la Volkswagen.



Señalaron además que la compañí­a en lugar de entregarles los 25 dí­as de aguinaldo pactados en el contrato colectivo de trabajo y las utilidades anuales a las que tienen derecho sólo les ofrece un bono de mil pesos anuales en sustitución de esas dos prestaciones obligatorias.



Las denuncias de los trabajadores sobre los problemas que enfrentan fueron confirmadas por persoanl del Centro de Apoyo al Trabajador luego de realizar una serie de entrevistas entre los trabajadores en activo.



La directiva de esa empresa, ubicada en el parque Finsa, a un costado de la planta armadora germana, hasta el momento no ha tenido ningún contacto o acercamiento con los empleados despedidos, aseguraron los trabajadores que se encuentran a la espera de que el proceso se inicie.


Leer artículo completo

<h3>Lanzan nuevas denuncias por contaminación de maquiladoras </h3>

Publicado hace 14 años

Miguel íngel Domí­nguez Rí­os

La Jornada de Oriente, lunes 22 de enero de 2007



Atlixco- Integrantes de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán dieron a conocer nuevas evidencias de los graves desechos contaminantes producidos por las maquiladoras en ese municipio, los cuales terminan pintando de azul los campos de cultivo de maí­z. Y el caso más reciente ocurrió en diciembre de 2006.



Martí­n Barrios, presidente de ese organismo, habló durante una entrevista con este diario de las condiciones denunciadas ante las autoridades correspondientes desde hace años. “La situación alarmante alcanza el término de grave problema de salud pública en la zona. Esto es consecuencia de la corrupción en los tres niveles de gobierno, porque no hacen nada contundente para evitar el foco de infecciones producido por las descargas de lavanderí­as y otras industrias en el Dren de Valsequillo y que como es conocido, terminan diseminándose en los campos de cultivo de San Diego Chalma y Santiago Miahuatlán, entre otros”.



El activista lanzó varias preguntas: “¿Cuál es el ví­nculo ocultado criminalmente por las autoridades entre los conocidos casos de leucemia infantil y las aguas residuales que rebozan carcinógenos como el plomo?; ¿en verdad creerán tanto el gobierno marinista y el municipal que con entubar el dren de Vasequillo -que es como barrer la basura bajo la cama o de una alfombra- nos engañan, suponiendo que somos ciegos y que nos convencen que están solucionando el problema ambiental?



Barrios y la Comisión lamentó el comportamiento de la Comisión Nacional del Agua (CNA). “¿Cuándo tendremos una CNA y una Procuradurí­a Federal de Protección al Medio Ambiente y, en general autoridades e instituciones que no sean corruptas y no se dobleguen ante el poderí­o económico y polí­tico de empresarios nacionales y trasnacionales voraces, saqueadores y explotadores de nuestros recursos naturales y de la clase obrera mexicana?”.



Dijo que probablemente pasará más tiempo para que los consumidores mexicanos, estadounidenses, canadienses, europeos y de cualquier parte del mundo “que utilizamos prendas de vestir de las diferentes marcas que conocemos y compramos cambiemos las reglas del juego y no utilicemos u obliguemos a las marcas como Levi’s, American Eagle, Lee y otras a no producir prendas tóxicas como las de la moda del sand blasting o destruidas y otras similares”



”¿Cuándo finalmente se instalará la tan cacareada planta tratadora de aguas residuales en Tehuacán?



Destacó que será muy complicado que la Canaco local entienda que su postura a la instalación de la planta tratadora de aguas residuales es un “comportamiento irracional, egoí­sta y absurdo, basada tan sólo en intereses particulares y minoritarios? ¿Hasta cuándo las marcas trasnacionales cumplirán y harán cumplir a sus contratistas y subcontratistas locales sus códigos de conducta en materia laboral y ambiental?”



Con respecto a este último tema, afirmó que es necesario darse cuenta que quienes aún no lo han hecho (cumplir los códigos de conducta) contribuyen a “que nuestros acuí­feros se agoten para beneficio de unos cuantos intereses capitalistas locales y globales y en perjuicio de la mayorí­a”


Leer artículo completo

<h3>Fin de año y la fuga de mano de obra.</h3>

Publicado hace 14 años

Aumenta la migración a Estados Unidos de trabajadores de la confección y de autopartes: CAT; los trabajadores utilizan aguinaldo y liquidación para cruzar la frontera.



Entrevista por Jorge Machuca.

Blanca Velásquez Dí­az

Coordinadora del Centro de Apoyo al Trabajador.

MILENIO. 13 de diciembre de 2006.





Una de las formas que está tomando la emigración de poblanos, es que los trabajadores de la industria de autopartes y de la confección, cuando logran juntar dinero tras ser liquidados o recibir sus aguinaldos, usan ese dinero para irse de inmediato a Estados Unidos, en donde padecen condiciones de maltrato similares a loas que tienen en sus comunidades de origen.



Blanca Velásquez Dí­az, coordinadora del Centro de Apoyo al Trabajador (CAT), refirió que uno de los casos más significativos de emigración masiva de empleados de una empresa a la Unión Americana, ocurrió hace tres años, cuando el grupo Tarrant despidió a mil 200 trabajadores, de ese grupo al menos el 10 por ciento emigró a los Estados Unidos.



La mayor parte de los exasalariados que optan por buscar trabajo en el paí­s más poderoso del continente, tienen entre 18 y 20 años, y de hecho están ocasionando que poblaciones completas se queden vací­as.



Algunos de los casos localidades se están despoblando progresivamente, dijo Velásquez, son algunas aledañas a Atlixco, como Ahuacomulican, Soto y Gama, así­ como Tepeojuma, Tochimilco y San Juan Amécac.



Ni para lo básico.

En un estudio elaborado por el CAT, se comparó el salario de promedio de lo0s trabajadores con el costo de la canasta básica; al final se constató que cada trabajador deberí­a ganar a la semana casi mil 600 pesos para que pudiera comprar lo indispensable.



Actualmente, los ingresos promedio en la industria de la maquila, oscila entre los 500 y 550 pesos semanales, es decir que en el estado de Puebla, para comprar cosas elementales, como leche, huevo, azúcar, aceite, frí­jol y arroz, seria necesario aumentar cerca de mil100 pesos el salario mí­nimo, ello sin contar que se carece de cualquier prestación, dijo la activista ligada al sindicalismo independiente.



Explotación.

Aunque no pudo precisar un número exacto de despidos en 2006, la coordinadora del CAT dijo que es la industria automotriz la que más gente esta echando a la calle en Puebla, sin que puedan reclamar indemnizaciones de algún tipo.



Contrario a los discursos oficiales, es común saber que la remuneración es baja y casi nadie tiene garantizado un empleo que al menos dure medio año; prevalecen las contrataciones temporales, además de la subcontratación o outsourcing, así­ “las empresas unidas con la corporación que provocan que los trabajadores no obtengan derechos como antigí¼edad, aguinaldo o utilidades, solo reciben su salario”.



”Cuando dan este tipo de trabajos, que son indignos, (los empleadores) pretenden aburrirlos para que renuncien y después los recontratan de igual manera, con las mismas condiciones o peores”.



A ello se suma la aplicación del “banco de horas”, que es muy común en las fábricas de autopartes; según la versión empresarial ese esquema se aplica cuando hay lapsos de baja producción para mantener los sueldos y reducir las horas de trabajo, pero cuando aumenta la producción, se ocupan las horas adeudadas del “banco”.



El problema s que bajo el esquema a veces en una semana los trabajadores laboran hasta 72 horas adicionales y no se les pagan; “lo que implica la esclavización de los trabajadores, se puede trabajar mas de las ocho horas que marca la ley, pero diario se quedan tres o cuatro horas que no son pagadas”.



Las condiciones son quizá peores en la industria de la confección poblana del siglo XXI; los asalariados trabajan hasta 12 horas “en condiciones inhumanas, aún hay gritos, acoso sexual, mucha discriminación, principalmente porque son mujeres indí­genas, que se trasladan entres dos o tres horas para llegar de sus casa a la planta, la mayorí­a tiene edades entre 16 y 25 años.



¿Cuáles son sus principales carencias?

Son de higiene y seguridad, no tienen equipo de protección adecuado, rara vez os trabajadores tienen cubre bocas, las áreas donde están los trabajadores no están señaladas en caso de accidente, no hay señalamientos adecuados, les hace falta ventilación.



Ingresos bajos.

El ingreso promedio de un trabajador poblano de la industria de la confección de exportación no supera los dos salarios mí­nimos -98 pesos diarios-, en trabajos especializados las percepciones máximas son de 85 pesos.



En le caso de la industria de la confección de exportación “se gana un poco más”, enfatizó Velásquez, que explicó que es común que en localidades en las que hay maquiladoras de pantalones de mezclilla, como Tehuacan y Ajalpan, se maquile en casas pequeñas, donde trabajan menores de edad.



Los involucrados en el llamado “trabajo a domicilio” de la confección de la mezclilla, ni siquiera se gana el salario mí­nimo.



En el caso de la industria automotriz hay también población joven, “son gente que trabaja más de ochos horas, se rolan turnos, tienen condiciones (en sus contratos de trabajo) más Light, sus sindicatos juegan a ser más democráticos para que los trabajadores no los puedan cuestionar, pero hay represión muy seria; saben bien que derechos se les están violando, prefieren callarlo porque los despiden”.



Un trabajador de la industria de autopartes, dijo, tiene un salario de 90 a 120 pesos, en cuestiones de salud, uno de los mayores problemas es la falta de higiene de los alimentos que se dan en los comedores industriales, “a veces las comida que ingieren están descompuestas, han encontrado hasta gusanos, y se las cobran; se les descuenta entre siete a catorce pesos”.



Cuotas sindicales.

La cuota sindical sobre un salario de 50 pesos en la industria de las autopartes, dijo la coordinadora del CAT, fluctúa entre los 14 y 22 pesos de acuerdo al salario que gane la persona.



”Ni los sindicatos charros ““afiliados a la CROC o a la CTM- ni los independientes, bajan las cuotas cuando sus agremiados se les baja el salario a la mitad”; a ello se suma que tanto en dependencias federales como locales que se dedican a la defensa de los trabajadores, no hay una verdadera defensa de los derechos laborales.


Leer artículo completo

<h3>Emigran maquiladoras a Asia y Centroamérica</h3>

Publicado hace 14 años

Buscan destinos más baratos para producir, como China y Costa Rica, alerta el Comce

Manuel Lombera Martí­nez

El Universal

Lunes 27 de noviembre de 2006



En los últimos cinco años, 819 maquiladoras han dejado el paí­s para colocarse en Asia y América Latina, según información del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnologí­a (Comce).

Arnulfo Gómez, asesor en la presidencia del Comce, dijo que la migración de la maquila mexicana a lo largo del sexenio se debió a que resulta más barato producir en esos paí­ses.

Así­, la competitividad de nuestro paí­s en el mercado de exportación disminuye porque la cadena de producción se interrumpe.

México producí­a insumos que ahora tiene que importar a bajo costo para poder exportar. “Han desaparecido muchas empresas maquiladoras en México porque se las están llevando a China para producir insumos, exportar a México, donde se ensambla y reexporta a Estados Unidos”, explicó Gómez.

Asimismo, señaló que la polí­tica de reducir los precios de importación de insumos en el paí­s es fundamental para mantener precios competitivos de productos terminados en Estados Unidos, pues cada vez más naciones gozan de las mismas ventajas arancelarias que México a partir del Tratado de Libre Comercio.

Medidas necesarias

”Si no abaratamos aranceles para importar insumos vamos a estar totalmente fuera del mercado de Estados Unidos”, advirtió por su parte Antonio Ortiz Mena, investigador de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

Aunque dejó claro que estas medidas unilaterales del gobierno tienen que negociarse siempre con los productores locales, pues los insumos producidos en México podrí­an quedar en desventaja de precios.

”Es algo muy poco popular de hacer, pero es algo que se va a tener que contemplar con más seriedad”, dijo Ortiz Mena.

Pero las maquilas también migran a Costa Rica por la misma razón que se van a China.

Según Arnulfo Gómez, el año pasado este fenómeno provocó que México registrara un déficit de 500 millones de dólares con el paí­s centroamericano.

”En Costa Rica están fabricando insumos para computadoras que exportan a México. Aquí­ se ensamblan y se venden a Estados Unidos”, declaró el asesor del Comce.

Por otro lado, Gregorio Canales, director de Inversión Extranjera Directa de la Secretarí­a de Economí­a, descartó en dí­as pasados que la manufactura completa de electrodomésticos se traslade a Asia, a pesar de que los costos de transporte en esa región son más baratos que en México.

”Es difí­cil que esa mercancí­a se fabrique en China para venderse en Estados Unidos. Los sistemas de logí­stica son más eficientes, pero aun así­ la distancia entre China y México hace complicado que las operaciones se vayan”.


Leer artículo completo

<h3>Mujeres chinas trabajan en maquiladoras mexicanas privadas de su libertad</h3>

Publicado hace 14 años

Casi 100 chinos sufren en Irapuato, Guanajuato, la explotación y el encierro



Por Lourdes Godí­nez Leal



México, 6 nov 06 (CIMAC).- La llegada a México de mujeres y hombres de nacionalidad China para emplearlos en las empresas maquiladoras, principalmente, constituye una violación a sus derechos humanos, toda vez que son traí­dos bajo engaños y con promesas falsas de mejorar su calidad de vida. Lo único que aquí­ encuentran es explotación laboral y privación de su libertad.



Mu Lan viví­a en la provincia de Hainan, China, y luego se mudó a Guantong para trabajar como obrera en la fábrica Duo Bao, en donde le ofrecieron trasladarla a México para trabajar.



”Salí­ de China el 28 de febrero de 2005, haciendo escala en Hong Kong, luego en Parí­s y finalmente llegué a la Ciudad de México el 1 de marzo de 2005. Del aeropuerto me trasladaron ví­a terrestre a la empresa en donde iba a trabajar, cerca de Irapuato, Guanajuato”.



”Decidí­ salir de China porque mi vida allá no era tan buena por varias razones: siempre estaba trabajando pero, aunque tengo la nacionalidad china no soy originaria de ese paí­s, por lo que siempre viví­ con un poco de discriminación. Además, poco antes de venir a México me volví­ al cristianismo, religión que no es bien vista en China”.



La expectativa de Mu Lan al llegar a nuestro paí­s era mejorar su vida a través de un salario que le permitiera vivir decorosamente. En Guantong no contaba con un hogar propio porque al morir sus padres se quedó sin casa y en China es común vivir dentro de las fábricas, por lo que la oferta de trabajar en México se le hizo atractiva.



”El sueldo era mayor al de China y las horas de empleo menos, también era una oportunidad para vivir mejor y empezar de nuevo”.



”Al llegar a México y ver que las condiciones laborales que inicialmente nos habí­an descrito no eran las mismas, me sentí­ engañada pero seguí­ trabajando. Lo peor era que no tení­a libertad para salir de la fábrica. Eso fue lo que me hizo dejar la empresa y pude ver entonces que no nos trataban bien y las condiciones de trabajo no eran buenas porque desde que te despertabas hasta que te dormí­as tení­as que trabajar”.



Las condiciones de trabajo en México no distan mucho de las de China: jornadas excesivas para alcanzar las metas de producción, multas por faltas, retardos. Tal vez la única diferencia era que en China Mu Lan no se sentí­a prisionera.



”Aquí­ en México, los cuartos son colectivos. Hay una sección para hombres y otra para mujeres. Sólo los chinos, que éramos como 80 o 90, viví­amos en la fábrica. Los dormitorios son de aproximadamente cuatro metros cuadrados donde duermen cuatro personas. Lo peor fue que no tení­a libertad para salir de la fábrica”.



Temerosa por haber escapado de la fábrica en Irapuato, Mu Lan difí­cilmente podrá regresar a China, donde además le es adjudicada una deuda con la empresa en la que trabajó (Duo Bao) que “supuestamente” pagó los gastos para su traslado a México.



”Pedí­ permiso en domingo para salir de la fábrica e ir al pueblo, salí­ en compañí­a de otra compañera de origen chino y no regresamos.



”Ahora tengo miedo de regresar a China porque incumplí­ el contrato laboral y además quedé a deberle dinero a la empresa. Si regreso a China es probable que la empresa tome algún tipo de represalia en mi contra por la deuda y el incumplimiento de contrato. Sé que pueden demandarme por daños para que les pague una cantidad alta de dinero y, como no lo tengo, hasta podrí­an mandarme a prisión, sobre todo considerando que no soy de origen chino y soy católica”.



Mu Lan escapó de la fábrica junto con una amiga y llegaron a Querétaro con los familiares de ésta. Pero poco después ambas fueron aseguradas en la Estación Migratoria de Iztapalapa, porque no tení­an sus documentos migratorios. Su amiga logró salir, Mu Lan no. La organización civil Sin Fronteras conoció su caso y logro sacarla bajo su custodia.



Según Mu Lan, la empresa que la contrató en Irapuato también realiza contrataciones en Singapur y, aunque dijo desconocer la forma en que éstas se realizan, deben ser muy similares a las que vivió para llegar a nuestro paí­s.

De CIMAC Noticias


Leer artículo completo

<h3>CENTRO CULTURAL ESPERANZA RODRIGUEZ, AC.FUENTE: LA CRONICA DE HOY</h3>

Publicado hace 14 años

De acuerdo con datos del INEGI, en el transcurso del 2005 se registraron dos mil 159 fallecimientos de mujeres por violencia intrafamiliar, cifra que supera a la de fallecimientos por el crimen organizado, que fue de mil 776.

Las muertes de mujeres por violencia intrafamiliar se concentran principalmente en 10 entidades: Oaxaca, Quintara Roo, Puebla, Tlaxcala, Distrito Federal, Michoacán, estado de México, Colima, Nayarit y Baja California.

Las lesiones que dejan las riñas en el hogar van desde una simple gastritis, hasta embolias, derrames cerebrales por la presión arterial por el estado nervioso, lesiones en el corazón, problemas renales y cáncer de mama, ya que los senos son uno de los puntos vulnerables hacia los cuales los hombres suelen dirigir sus ataques, señaló el Instrituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

El organismo indicó que cada 35 minutos se recibe una llamada al teléfono instalado para recabar denuncias por violencia doméstica y tan sólo en la ciudad de México, siete de cada 10 mujeres son agredidas por su pareja, o por su ex esposo en el hogar, según datos del instituto.

Los daños provocados, fí­sica y aní­micamente en las ví­ctimas de violencia intrafamiliar, en la mayorí­a de los casos son irreparables; muchos de ellos derivan en la muerte de las mujeres agredidas por las lesiones crónicas, o hasta suicidios.

Asimismo, de acuerdo con las cifras de la investigación realizada por la Comisión Especial para Conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones Relacionadas con los Feminicidios en la República Mexicana, en nuestro paí­s seis mil mujeres han sido asesinadas con violencia en diez estados del paí­s en el periodo 1999-2005, un promedio de mil mujeres por año, sin contar las que pierden la vida por situaciones relacionadas con la violencia intrafamiliar, denominadas muerte natural.

”Uno de los aspectos graves del feminicidio, es que estos crí­menes de odio contra las mujeres lo mismo se dan en la casa, el trabajo o en la calle, y son la expresión última de la violencia intrafamiliar”.

Aunque estos números parezcan alarmantes, las organizaciones feministas han asegurado que hay una “cifra negra” de decesos de mujeres a consecuencia de la violencia en los hogares. Muchas de ellas prefieren no denunciar las agresiones, ya que en la mayorí­a de los casos los cónyuges las tienen amenazadas con denunciarlas penalmente por adulterio, abandono de hogar o declararlas insanas mentalmente para quitarles a los hijos.

Al respecto, Alicia Elena Pérez Duarte, titular de la Fiscalí­a Especializada para la Atención de Delitos contra las Mujeres, de la Procuradurí­a General de la República (PGR), reconoció que las estadí­sticas no reflejan la magnitud del problema de las agresiones en contra de las mujeres, ya que hay una “cifra negra”, de mujeres que no denuncia.

Marcela Legarde, quien fue presidenta de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados en la pasada legislatura, señaló: “el verdadero problema está en las causas de las muertes, los números hay que ubicarlos en contexto, además que para saber que efectivamente esas 10 o 20, 60 o mil mujeres murieron por causas de violencia intrafamiliar, ya que se debe tener una sentencia ejecutoriada, por eso no me gustan las cifras, porque cada quien las puede leer e inventar como quiera”.

Agregó que los riesgos no se miden por las cifras, sino por el temor fundado que tienen todas las mujeres de terminar con la violencia, ese es el riesgo y esa es la gravedad, pero el problema es realmente más grave, ya que de acuerdo a los resultados de estudios, entrevistas, encuestas y denuncias, las ví­ctimas de la violencia intrafamiliar fácilmente superan a los homicidios perpetrados por el crimen organizado.

Mencionó que dos terceras partes del registro de mujeres asesinadas en un año, de acuerdo con los datos oficiales, murieron a consecuencia de agresiones en el hogar, pero no sólo a manos del marido, sino también por novios, padres, hermanos, amigos, familiares y otro tipo de parientes.

Aseveró que los homicidios cometidos entre 1993 y 2005, mejor conocidos como las “Muertas de Juárez” son la mejor muestra de la violencia intrafamiliar, ya que los asesinatos y violaciones no fueron autorí­a de un psicópata en serie, sino de algún pariente cercano o conocido familiar, “el verdadero psicópata o asesino en serie estaba dentro de la familia”.

Refirió que la principal analogí­a entre las muertas de Ciudad Juárez y Chimalhuacán, en el estado de México, lugar donde han repuntado los homicidios en contra de mujeres, es que ambas son zonas fronterizas, una con los Estados Unidos, y otras entre el Distrito Federal y la entidad mexiquense.

”En los estados de la República donde las cifras son menores en contra de las mujeres puedo asegurar, no es porque haya un mejor trato o equidad de género, sino porque las mujeres no reconocen que están en una situación de violencia, y por eso no la comentan o no la denuncian, o porque simplemente tienen miedo”, apuntó Pérez Duarte.

El estudio realizado por la Cámara de Diputados concluye que “hay violencia feminicida en el paí­s, un problema nacional que va más allá de Ciudad Juárez”, pues se han detectado alarmantes expresiones de violencia de género contra las mujeres en diversos estados del paí­s, en los que tanto autoridades locales como federales han sido rebasadas ya que “la mayorí­a de los crí­menes están en la impunidad”, lo que se traduce en “violencia institucional” y es reflejo de la insuficiencia de polí­ticas gubernamentales para solucionar el fenómeno.

El estado de Veracruz encabeza la lista de feminicidios con mil 494 ví­ctimas en el periodo 2000-2005; mientras que el estado de México reporta mil 288 casos, entre los años 2000-2003, en Chiapas se contabilizaron mil 242 casos entre 2000-2004.

Otros puntos del paí­s donde el í­ndice de violencia de género es preocupante son Guerrero, Distrito Federal, Chihuahua, Oaxaca, Sonora, Baja California y Morelos.


Leer artículo completo